sin IVA
Rebajas: -10%
Ahorra un 10 % en todos los invernaderos, huertos urbanos y casetas de jardín
gfp10
Copiar el cupón de descuento
10 %

Invernaderos para tomates

Productos similares

invernadero para tomates abierto

Compra invernaderos para tomates

Tú también puedes cultivar tus propios tomates en el jardín, la terraza o el balcón. Un invernadero de tomates es ideal para ello porque reúne las condiciones idóneas para estas hortalizas: El invernadero protege el cultivo de la lluvia y las inclemencias del tiempo. Además, los tomates recibirán suficiente luz y calor, dos factores fundamentales que favorecen el crecimiento. Dado que las plantas del tomate crecen a lo alto, los invernaderos de tomates deben ofrecer una cosa: mucha altura. Nuestros invernaderos para tomates ofrecen mucha altura para que tus tomateras puedan crecer sanas. Compra ahora un invernadero para tomates en nuestra tienda especializada y crea un huerto en casa.

Ventajas de nuestros invernaderos de tomates

El cultivo en invernadero de tomates ofrece muchas ventajas. La mayor ventaja es que el invernadero se adapta de forma óptima a las condiciones ambientales de la planta de tomate. La tomatera es una planta trepadora a la que le encanta la luz y el calor, pero no la humedad.


Un invernadero proporciona a las tomateras un techo y, por tanto, protección contra la lluvia y la intemperie. Nuestros modelos de invernaderos de tomates, de la marca de calidad GFP, están equipados con laterales abiertos para que la humedad pueda salir. El invernadero también proporciona suficiente luz, calor y altura. Cultiva fácilmente plantas de tomates sin necesidad de pesticidas.

Descubre nuestros invernaderos de tomates

Dado que las tomateras crecen hacia arriba, nuestros invernaderos son estrechos y altos. Disponemos de dos tipos de invernaderos para tomates que se adaptan a esta característica. Por un lado, los mini invernaderos para tomates EMMA caben incluso en el balcón más pequeño, con aprox. 1,07 m² de superficie. Este tipo de techo para tomates es económico y se puede colocar sobre un huerto urbano.

Aparte de los techos para tomates, tenemos a tu disposición invernaderos clásicos para jardín o en la terraza. En nuestra gama encontrará tamaños de invernadero para tomates desde 1,07 m² hasta aproximadamente 6,52 m² de superficie. Con aproximadamente 6,52 m², el invernadero para tomates PREMIUM 22 es nuestro producto más grande. Ahí podrás cultivar tomates en una maceta o varias junto a otras hortalizas como lechugas o guisantes. También podrás guardar herramientas necesarias para el riego, etc. Adapta tu cultivo y cosecha al espacio que tengas disponible.

    Construye tú mismo los invernaderos para tomates

    Puedes construir tú mismo todos los modelos de invernaderos de tomates de nuestra gama. No necesitarás contratar a una empresa especializada. Esto no solo ahorra costes, sino también tiempo. Tú decides cuándo quieres construirlo. Nuestro consejo: Empieza por la mañana para que luego no falte tiempo. Ten en cuenta que debes construir la estructura cuando no haya viento. Nuestros techos para tomates ya contienen todas las piezas necesarias. Antes de empezar a construir tu invernadero, revisa el kit y comprueba que esté completo. Los pasos exactos de montaje figuran en las instrucciones. En cuanto lo tengas montado, ¡podrás comenzar con tu huerto!

    invernadero para tomates sin puertas

    Cultivo de tomates de invernadero: 4 consejos

    Los invernaderos ofrecen a la planta del tomate unas condiciones ideales de cultivo, para que pueda crecer y dar una rica cosecha. Para garantizar esto, merece la pena tener en cuenta diferentes aspectos como la siembra, el riego o fertilizante. A continuación, te ofrecemos 4 consejos para el cultivo de tomates en invernadero:

    Qué tipos de tomates se pueden plantar en invernadero

    Existen muchos tipos diferentes de tomates. La gran mayoría son fáciles de cultivar, pero algunos de ellos se caracterizan por ser más rentables o mejores para el cultivo en invernadero frente al cultivo a campo abierto. Algunos de los tipos de tomates de invernadero son:

    • Tomate Cherry: es una de las variedades de tomate más conocidas. El tomate cherry es especialmente adecuado para invernaderos, ya que se puede cultivar en una maceta. Los tomates cherry son pequeños, de color rojo intenso y dulces.

    • Tomate Pera: esta variedad es también muy popular debido a la productividad del cultivo. Estos tomates para invernadero son perfectos para ensaladas o salsas.

    • Tomate Rama: la característica principal de esta variedad es la forma de crecimiento de estas hortalizas en una rama. La rama puede cortarse antes de que los tomates estén maduros para retrasar el periodo de maduración y hacer que los tomates duren mucho tiempo.

    Cómo plantar los tomates

    Saber dónde colocar tus tomateras es esencial para el cultivo. La plantación de tomates en invernadero necesita suficiente acceso a la luz y una buena circulación de aire para crecer sanas.

    Si vas a cultivar tomateras en un huerto o una jardinera, es importante también respetar el espaciado entre una planta y otra. Si la distancia entre las hortalizas es demasiado corta, no crecerán de manera óptima y es incluso posible que enfermen. Por lo tanto, recomendamos una distancia entre planta y planta de al menos 50 cm en el invernadero. Si cultivas en hileras, la distancia debe ser de unos 80 cm.

    tomates en rama

    Cuándo plantar tomates en invernadero

    Si quieres saber cuándo plantar tomates en invernadero, lo más importante es conocer la planta. A las tomateras les encanta el calor del sol y lo necesitan para crecer sanas. Si cultivas tus tomates en un invernadero, debe tener una temperatura de unos 18-25 grados. Estas hortalizas crecen mejor a esta temperatura. En otoño e invierno es recomendable mover las plantas a un invernadero. A los tomates también les encantan las altas temperaturas nocturnas, por lo que deberás prestar atención a la temperatura del invernadero por la noche. Si cultivas tomates en el invernadero a temperaturas demasiado bajas, puedes provocar malformaciones en los frutos, lesiones por heladas o incluso que no crezcan tomates.


    También tienes la opción de realizar el cultivo del tomate al aire libre durante el verano. Así, tu cultivo podrá disfrutar de las horas de sol en verano. Solo tendrás que asegurarte de que las plantas estén protegidas de la lluvia. Si quieres también que tu temporada de cultivo se alargue al invierno, puedes moverlas a un invernadero. Para este tipo de cultivo, te recomendamos que plantes los tomates en macetas.

      Cómo cuidar de tus tomates de invernadero

      Para que los tomates crezcan grandes y sanos, es importante tener en cuenta los cuidados de la planta. El riego de la planta, por ejemplo. Si las plantas crecen en maceta, deberás regarlas unas 3 veces a la semana, dependiendo del calor que haga. Para el agua de riego, es aconsejable utilizar agua de lluvia. Evita mojar las hojas y los tomates. El riego por goteo, por ejemplo, es un buen método para no mojar la planta. Recuerda también usar fertilizante, para que la planta tenga todos los nutrientes necesarios para crecer. A medida que las tomateras crecen, hay que atarlos. El entutorado de tomates en invernadero es crucial. Si no lo haces, es posible que las plantas se doblen o colapsen bajo el peso de la fruta. Al atar los tomates, ten cuidado de no exponer la planta al riesgo de heridas, por ejemplo, por roce.

      tie-tomato-stakes

      Productos similares

      Asesoramiento experto

      service-diego